C/ Mariano Esquillor, s/n. 50018 - Zaragoza
+34 619 12 46 15
info@remot-technologies.com

EL VOLCÁN KRAKATOA. ¿CATÁSTROFES EN ÉPOCA DE PANDEMIA?

EL VOLCÁN KRAKATOA. ¿CATÁSTROFES EN ÉPOCA DE PANDEMIA?

Si hay algo que en Remot nos gusta como geógrafos es el seguimiento de fenómenos naturales con imágenes de satélites para la observación de la Tierra, y es que estas nos permiten ver gracias a la serie temporal de imágenes de satélite y como van evolucionando estos fenómenos naturales. Desde cómo se encontraba el territorio antes de que se produjese este fenómeno a como se encuentra en la actualidad, por ejemplo, el volcán Krakatoa.

En las últimas semanas se ha puesto en el volcán Anak Krakatoa. Un volcán muy activo, en concreto el más activo del planeta, que podemos localizar en la isla que lleva el mismo nombre en Indonesia. El análisis de las imágenes tomadas por satélite de la zona, es un claro ejemplo del seguimiento de los fenómenos que comentábamos en el anterior párrafo.

La erupción del Krakatoa en 2020

El volcán Anak Krakatoa fue descubierto en 1927 porque emergió de las aguas después de una gran erupción del legendario Krakatoa, padre del actual volcán. Aquel hecho provoco un enorme tsunami y lluvia de cenizas que acabo con la vida de más de 36.000 personas y gran parte de la isla desapareció. Además, el Krakatoa tiene el honor de ostentar el récord de sonido más potente jamás registrado en el planeta en la erupción que se produjo en 1883, que se pudo escuchar a 5000 km de distancia.

En 2018, buena parte del edificio volcánico de este actual volcán colapso y rebajo bastante su altitud. Esto suele ocurrir cuando un volcán crece demasiado. El colapso no siempre se hace de forma violenta, puede hacerse de forma gradual, solo que, en este caso, provocó un gran tsunami que acabo con cientos de vidas humanas que vivían en la costa de Java.

Figura 1: Imagen Landsat-8 del día 20 de diciembre de 2018, días antes de la erupción que produce el colapso el día 22 de diciembre de 2018 (combinación 6-5-4) y con ello la desaparición del cono lateral del volcán.
Figura 2: Imagen Landsat-8 del día 10 de marzo de 2019 donde se puede apreciar cómo ha desaparecido el cono volcánico lateral. (Combinación color natural 4-3-2)

En las últimas semanas, y fiel a la gran actividad volcánica que caracteriza a este volcán, se ha vuelto a producir otra erupción de bastante magnitud. Según las imágenes del satélite SENTINEL-2, se han detectado columnas de ceniza que han llegado a alcanzar varios kilómetros de altitud y podemos observar la actividad en el cráter utilizando una combinación de bandas adecuada para ello.

Figura 3: Imagen Sentinel –2 del día 17 de abril de 2020 donde se aprecia la erupción del Krakatoa.

Curiosamente, el volcán Etna en Sicilia también ha entrado en erupción en las últimas semanas, podríamos pensar que este hecho tuviese relación con la entrada en erupción del Krakatoa, pero bien es cierto que la erupción de este monte, si se puede llamar así, es de lo más normal. Este volcán es el más activo y grande de Europa (3.300m) y suele tener frecuentes erupciones por lo que está sometido a constante vigilancia. Un hecho destacable fue en 1699 cuando una erupción arrasó casi por completo la ciudad de Catania.

¿POR QUÉ LOS VOLCANES ENTRAN EN ERUPCIÓN?

Pudiera parecer que este es el fin del mundo: COVID-19, catástrofes naturales, incendios en la zona de Chernobil (Ucrania) afectada por el desastre ocurrido hace 30 años, y que comenzó a principios de abril, justo cuando nos encontramos en medio de una pandemia y que asoló el área de exclusión de la central de Chernóbil produciendo un aumento de la radiación. Si bien este caso constituye un desastre medioambiental que podemos sumar a todas las catástrofes ocurridas en este inicio de 2020, y que nos deja imágenes tan espectaculares como las que se muestran en la figura 4.

Figura 4: Imagen de Sentinel 2 del día 12 de abril de 2020 que muestra de color oscuro el iIncendio sufrido cerca de Chernobil, Ucrania, acercándose a la planta nuclear. En color naranja se puede apreciar el frente de fuego de este incendio.

Estas imágenes fueron captadas por la ESA por la preocupación que se alcanzó en Europa. Existía el por si este incendio llegaba hasta el antiguo reactor nuclear y el depósito de desechos radioactivos que allí se aloja. Un fenómeno que coincide en el tiempo con las erupciones registradas, pero nada más.

No hay que olvidar, que existen volcanes como el Erta Ale, en Etiopía, que están en erupción constante. No por ello constituyen una catástrofe, sino que forman parte de la dinámica del planeta.

La tectónica de placas

Los volcanes, bien sea el Krakatoa o el Erta Ale forman parte de los procesos que ocurren en la Tierra. Estos procesos forman parte de la tectónica de placas.

Se denomina tectónica de placas a los movimientos de las placas litosféricas y las interacciones que se producen en los límites de estas. Las placas que forman la corteza terrestre están continuamente en movimiento. Se forman zonas de subducción o límites de convergencia, en las que una placa se hunde por debajo de otra, y las zonas de dorsales o límites de expansión, por donde se expanden las placas. Es decir, por un lado, la corteza terrestre crece, y por otro lado desaparece, moviéndose en la dirección que desaparecen.

Es en las zonas de subducción donde se encuentran los volcanes. Conforme la corteza se introduce debajo de la placa contigua, se genera mucha presión y calor, que forma rocas de tipo metamórfico conforme se introduce. A medida que la corteza se traslada hasta el interior, la presión y la temperatura aumentan, pasando de estado sólido a líquido, formando magma. El magma asciende hacia la superficie a través de grietas o conductos liberando presión y formando cadenas de volcanes.

El Cinturón de Fuego del Pacífico

En el caso del volcán Krakatoa, se encuentra en la zona de la fosa de Java, que se encuentra a unos 6.000 metros de profundidad. Conforme la placa oceánica se introduce por debajo de la corteza terrestre, forma una cresta. En el caso de Java y Sumatra, esta se encuentra entre los 1.000 y 2.000 metros por debajo del nivel del mar. Cabe destacar la excepción de las islas Mentawai, donde la cresta sobresale por encima del nivel del mar, formando una cadena de islas que precede a Sumatra y Java, formando estas ya parte de la corteza terrestre.

Toda la cadena de volcanes que se constituyen en la zona de Java y Sumatra forman parte del Cinturón de Fuego del Pacífico. Este que se alinea con las costas del Océano Pacífico generando cadenas de volcanes. En estas zonas se provoca gran actividad sísmica, desde el sudeste asiático, pasando por Japón hasta Norteamérica, donde destaca el Monte Santa Helena (un ejemplo de volcán colapsado) siguiendo por Centroamérica, donde destaca, por ejemplo la Cordillera de los Maribios en Nicaragua, levantada por la actividad de la fosa Mesoamericana, hasta América del Sur, que es recorrida por los Andes de Norte a Sur, destacando por su intensa actividad sísmica.

Si quieres saber un poco más sobre volcanes, en el Instituto Geográfico Nacional te lo explican de manera muy didáctica https://www.ign.es/web/ign/portal/vlc-teoria-general o quizás te interese el artículo que dedicamos a la Borrasca Gloria en el blog: https://remot-technologies.com/el-delta-del-ebro-desaparece/

Bibliografía:

Strahler, A. N. y Strahler, A. H. (2000): Geografía Física (Tercera Edición). Barcelona: Ediciones Omega.

 

2 comentarios

  1. […] imágenes multiespectrales cuando hablamos de algún fenómeno natural como por ejemplo con la erupción del volcán Krakatoa en 2020, y podríamos pensar que el seguimiento para este caso es el mismo pero esta vez no es así. Esta […]

  2. […] son las imágenes de satélite que estamos viendo estos días en la televisión del volcán de La Palman en 2D, pero, ¿Cómo podríamos visualizar La Palma en 3D con QGIS2TREEJS?. Este […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: